Perder a un ser querido provoca una amplia variedad de reacciones de duelo que son normales tras dicha experiencia. Ninguna experiencia de duelo es igual para todos, es decir, cada uno lo vive de forma única e individual. La mayoría de la gente suele lidiar con estas reacciones resinificándose poco a poco y adaptándose de alguna manera a la pérdida. Sin embargo, hay personas que presentan altos niveles de estrés que pueden indicar riesgos de un resultado insatisfactorio de duelo o incluso, duelo patológico en el futuro. Con respecto a eso, el acompañamiento del duelo o counselling es necesario para proporcionar al doliente una adaptación más eficaz a la pérdida.

Existe una diferencia entre acompañamiento (counselling) y terapia del duelo. El primero tiene como objetivo general ofrecer auxilio al recién doliente para que él pueda ajustarse a la nueva realidad de la ausencia reforzando la realidad de la pérdida; acogiéndole y ayudándole a administrar tanto los sufrimientos emocionales cuanto comportamentales inherentes a la pérdida; auxiliándole a reajustarse y a encontrar una manera de mantener un vínculo con la persona que ha fallecido.

Aparte de los servicios ofrecidos por profesionales capacitados (psicólogos, asistentes sociales, médicos, etc.), voluntarios debidamente entrenados y acompañados por profesionales pueden realizar el acompañamiento o counselling. Los grupos de autoayuda, con o sin soporte de profesionales, son también una buena alternativa de acompañamiento en un duelo reciente, pues son caracterizados por desconocidos que se juntan para hablar sobre el mismo tipo de pérdida. A través del compartimiento de memorias y recuerdos es posible, con el tiempo, reconstruir las relaciones con la persona que falleció dentro de su mundo interno y social.

En la terapia del duelo, el objetivo es resolver los conflictos causados por la pérdida y adaptarse al duelo, llevando al doliente a confrontar pensamientos y sentimientos, de los cuales él viene esquivándose. El terapeuta, en este caso, un psicólogo, a través de técnicas especializadas, ofrece al doliente permiso para vivir el duelo, lo que no hubo en el período reciente a la pérdida.

Nos gustaría ayudarte y por eso, sugerimos aquí algunas comunidades, grupos, consejeros y profesionales de salud especializados para apoyar y ofrecer soporte en la adaptación al duelo. Siempre actuando con respecto y empatía.

Este guía está siempre en construcción. Si deseas indicar a alguien que pueda unirse a nosotros, por favor, envíanos un correo a renaciedodelduelo@gmail.com para evaluación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *